Estimulación visual-espacial.


Espejos y colores.

Libros de imágenes, cuentos, revistas, fotografías, etc.


     A esta edad ya son capaces de agarrar objetos y pueden ver de forma nítida su entorno. Su visión se va adaptando a sus nuevas necesidades y habilidades, y nosotros les ayudaremos realizando sencillas actividades y juegos que potenciaran el desarrollo de su capacidad visual.

     En esta etapa, los bebés comienzan a trabajar con los dos ojos a la vez y empiezan a desarrollar la coordinación ojo-mano.

     Trabajaremos con objetos para que puedan sortearlos y aprendan a calcular distancias, se los esconderemos y alejaremos para que aprendan a buscarlos e intenten agarrarlos. Rodando pelotas de diferentes colores o sonidos haremos que vayan  tras ellas e intenten agarrarlas, trabajando asi la coordinacion ojo-mano.

     Todas las actividades se harán en ambos lados del campo visual, de esta forma conseguiremos estimular los dos ojos del bebé por igual.

          Al año el cálculo de distancias es eficaz, la coordinación entre los ojos y las manos y el cuerpo les permite agarrar y lanzar objetos con cierta eficacia. A esta edad también se han desarrollado ciertas destrezas perceptivas que le permiten comprender su mundo espacial, tales como la memoria visual y la discriminación visual. Todos los movimientos de su cuerpo son dirigidos y coordinados por su visión siempre que haya aprendido a emplear bien sus ojos.

     Con los ejercicios de estimulación visual conseguiremos que los niños aumenten la capacidad para fijar la atención y la habilidad para seguir con la vista a un objeto en movimiento. Incrementaremos su atención y curiosidad proporcionándole una visión más amplia del mundo que le rodea.